Un día de partido en Barcelona: 400.000 horas

Quieres una web para tu Empresa? Contacta con Diseño Web Pol Smith!

[amazon_template template=”2″ id=”B0060769NE” link=”true” target=”_blank” size=”medium” ]Balón de Fútbol Club Barcelona[/amazon_template]

El Fútbol Club Barcelona es uno de los equipos más populares del mundo. En Barcelona, los días de partido, hay una serie de circunstancias especiales que afectan a la vida de muchas personas, especialmente aquellas que viven cerca del Camp Nou.

Así que os voy a contar algunas cosas sobre el clima que se crea en un partido importante, como por ejemplo, el del Barça-Chelsea de la Champions League del martes pasado. En este tipo de partidos la gente actúa de forma diferente.

A primera hora de la mañana, casi todo el mundo habla del partido, y mucha gente va vestida con camisetas o bufandas del Barça, sobretodo en ambientes informales como colegios o universidades. Porras, quinielas y otros juegos son típicos en estos casos (también en el trabajo). La gente parece ilusionada, como si algo maravilloso fuera a ocurrir. Es difícil que se hable de otra cosa. No importa que haya pandemias mundiales, crisis o guerras, el fútbol es el fútbol. Si alguien quisiera esconder una noticia importante en Barcelona, lo mejor que puede hacer es conseguir que se publique un día de partido de Champions importante. Nadie hablaría de ella en las calles.

En las universidades, muchos profesores aplazan sus clases o acaban un poco antes sus lecturas. Los profesores que no son aficionados al fútbol prosiguen con su rutina, pero las clases suelen estar vacías. He llegado a ver a profesores pedir a los que se quieran ir a ver el partido que abandonen la clase (están todos mirando la hora en el móvil y pidiendo a los demás que no hagan preguntas). Evidentemente, en los casos en los que el profesor no piensa acabar antes ni invitar a los aficionados a salir, la gente abandona la clase por la puerta trasera.

Al contrario que las clases de las universidades, los bares se llenan un poco antes de los partidos importantes. Los que no pueden ir al campo quedan con los amigos o amigas en los baretos. Sobretodo los días en los que el partido no lo transmiten en abierto en ningún canal gratuito. Para conseguir un buen sitio a veces hay que ir una hora antes del partido.

Cuando queda aproximadamente 1 hora para el partido, el caos es general. Cualquiera que coja el coche en 2 km a la redonda del campo va a estar parado. Si intentas buscar un sitio para aparcar, estás muerto. La creatividad de los conductores se activa, y todo tipo de isletas, bados y zonas de carga y descarga son ocupados. Los días de partido no hay multas de tráfico ni grúas, o al menos yo nunca he visto una. Hay una excepción: Si has dejado tu coche en las calles alrededor del campo y te has olvidado del partido… te has quedado sin coche. He visto coches aparcados encima de la acera, delante de la salida de un piso, en triple fila (cuarta, quinta, etc), o directamente encima de la ralla que separa dos carriles en las calles suficientemente anchas (yo he aparcado así alguna vez). TODO vale… excepto estar en un sitio “legal” cerca del campo.

Bordes colocados por el ayuntamiento para evitar la invasión de aceras los días de partido

Barreras colocados por el ayuntamiento para evitar la invasión de aceras los días de partido (Sport)

calles-cortadas-partido-barca-guardia-urbana-aparcar

Calles alrededor del Camp Nou cortadas antes del partido (Sport)

Parking de motos en la puerta del Camp Nou. Pueden aparcar miles de motos. (Google Stree View)

Parking de motos en la puerta del Camp Nou. Pueden aparcar miles de motos. (Google Stree View)

Los peatones no se libran tampoco de los problemas. Las calles se llenan de gente que peregrina hacia el campo. 100.000 personas son muchas, aunque “unas pocas” vayan en coche y moto. Es fácil diferenciar a los que van al partido de los que no. Los que van al partido llevan bufandas y camisetas del Barça y bolsas con comida y refrescos, hablan entre ellos de los jugadores y de los putos árbitros, caminan rápido y esquivando a otras personas o coches  que hay en la acera,  etc. Los que no van al partido, suelen ir sólos y a paso lento, hablan por el móvil, escuchan música, o simplemente observan a los que corren para llegar al estadio. Es un espectáculo bastante divertido.

Justo unos pocos minutos antes del inicio del partido, las calles más lejanas al campo están desiertas. Sólo se ven coches aparcados en todas partes. Hay un silencio típico de los meses de Agosto, cuando todo el mundo está de vacaciones. Los más rezagados todavía están comprando el bocata en las panaderías o bares abiertos más cerca del campo para ahorrarse los 5€ que puede costar una mierda de Frankfurt dentro del campo, o los 3€ de una botella de agua individual, etc. Creo que es un buen momento para salir a pasear y a hacer fotos por la ciudad si uno no es aficionado al fútbol.

Camp Nou lleno. Calles vacías.

Camp Nou lleno. Calles vacías. (Photobucket)

Cuando el partido termina, la historia siempre se repite. Los peatones colapsan todas las calles en 1 km a la redonda. Los coches y las motos intentan avanzar, pero es difícil. Justo a la salida del campo hay una calle ancha de unos 4 carriles. En esta calle siempre hay unos conos con cintas entre ellos que delimitan el carril de vehículos y el resto de carriles (para que los peatones campen a sus anchas), y un conjunto de “vigilantes” tratan de impedir que miles de personas no salten por encima. Resulta cómico en cierta medida, porqué la línea de conos no sirve de absolutamente nada, y toda la calle es ocupada por peatones. Es inútil usar la bocina del coche, ya que los aficionados también tienen las suyas.

salida-camp-nou-calle

Esta es la calle que más se colapsa, justo a la salida del campo (Google Street View)

Los que vuelven a pie a casa pueden tardar 30 minutos en llegar a la parada de estación más cercana, cuando normalmente se tardarían 10 (una vez en la estación, supongo que será parecido a ser una sardina en lata). Cuando las calles se vacían de gente, toca el turno de los coches. Hay que pensar que todos los parkings están llenos. TODOS. Los que hay 1 km más arriba del campo también. Incluso hay algunos con tarifas especiales para días de partido. Las salidas de los parkings se retardan todavía más. Si un partido finaliza a las 11pm, es probable que se llegue al parking a las 11:30pm (si está cerca), y que no se pueda salir hasta las 12:00pm (dentro de los parkings también hay cola! Una para pagar y otra para poder salir!). Los que han aparcado en las aceras lo tienen también complicado, tienen que esperar a que se vaya el que ha aparcado en triple fila, luego el que ha aparcado en doble fila, el del sitio “legal”, el de detrás suyo encima de la acera, la moto, etc.

Un poco de matemáticas rápidas y no exactas: El tiempo invertido en ir al partido, verlo y volver a casa puede ser de unas 4 o 5 horas por persona (pueden ser 6 perfectamente). Pongamos una media de 4 horas por persona. Si tenemos en cuenta que hay unos 100.000 espectadores (hay menos de media, pero no estamos contando a todos los que ven el partido en bares o casas, así que el número podría ser mucho mayor), tenemos 400.000 horas “usadas” para ver un partido. Multiplicamos por los 50 partidos 25 partidos que se pueden jugar en el Camp Nou en una temporada buena (como la de este año) y tenemos 10 millones de horas invertidas en el Barça cada temporada. Esto son 415.000 días (redondeados), o 1.100 años de tiempo colectivo gastado cada año.

¿Qué haría la gente en esos 1.100 años de tiempo si no hubiera fútbol?

Nota: los cálculos son aproximados, el mensaje está claro: gastamos mucho tiempo en fútbol y la vida de muchas personas se ve alterada un día de partido.

Entradas relacionadas:

 

Comments
  1. Anonymous | Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.