Vegas 2: All isnt enough for us

Quieres una web para tu Empresa? Contacta con Diseño Web Pol Smith!

En el Imperial Palace (piso 6, no muy buenas vistas) estamos divididos así:

Habitación 694: Pol duerme con Agus, Angel con un pez (italiano)

Habitación 692: Nacho (Rey) duerme con Nuria, Alberto (italiano) con Carlos (español)

Habitación 685: Miriam (from Badalona), Doria (from France), Antipática (francesa) y Ari (española)

Hotel Bally’s: Sam, 2 amigos de Sam, Kenneth, Franc

El dúo dinámico (también llamados los 2 Big Bosses o Agus&Pol) había empezado el trip durmiendo más bien poco. La mañana siguiente, Friday morning, no fue “The worst hangover ever“, puesto que no habían cometido locuras al estilo Broadway en la noche anterior. El gran grupo, el octeto mágico, el byte multicultural, estaba listo para explorar la ciudad de las lucecillas de colores.

El Rey del Porno Gay en el Imperial Palace.
De origen madrileño (a las afueras de Cataluña
)

Chica italiana que vino con nosotros.
Aún nos debe 100 dólares del coche que no pagó, a pesar de ser rica y de haberse gastado πn dólares en esta culotte

Alberto hace artes marciales en su ciudad, Sardinia

Con una agradable temperatura de unos 42º en el exterior, no hay nada mejor que salir del hotel a las 13.00 para dar un agradable paseo de 6 horas alrededor del desierto. Tras los primeros 200 metros, cuando el sudor hacía que las gafas de sol resbalaran sobre nuestras acaloradas fosas nasales, abastecímonos de agua cual maratonianos en zona habilitada a tal efecto (en Vegas, en 1 de cada 2 calles hay hombres y mujeres con cubos de hielo llenos de botellas de agua que puedes comprar por 1 dólar cada una).

Ah! Además, en Vegas, en 99 de cada 100 calles hay hombres y mujeres, la mayoría mejicanos, repartiendo folletos de chicas que venden sus cuerpos a unos míseros $37, $45 o, las más caras, $70 (¡¡¡había chicas de lujo que llegaban a costar 90$!!!). También puedes ir con packs de chicas: 2 por 99 dólares, una rubia y una morena por 150 dólares… la mejor oferta que encontramos fue una par de lesbianas que lo hacían todo juntas por 45 dólares. Todos estos repartidores suponen de antemano que toda la población de Las Vegas está interesada en este tipo de ofertas, incluso las chicas.

En Vegas se enorgullecen de ser capaces de traer a cualquier chica que quieras, a cualquier lugar de Las Vegas, en 20 minutos o menos. Tan sólo tienes que llamar y, en 20 minutos, ya puedes tener a la chica que quieras, desnuda y a tu disposición.

Hacer el amor con Gina costó (digooo costaba) 47 dólares

Si los folletos y libritos de chicas se te quedan cortos, en Vegas siempre puedes conseguir más información pornográfica en medio de la calle

El primer día en Vegas acabaría siendo bastante completo, como bien podréis comprobar en las sucesivas líneas que aparecerán a continuación de este breve párrafo introductorio sin otro motivo aparente que el de prolongar en medida más bien limitada la longitud de esta entrada.

Decoración del Hotel Caesars Palace.
A la izquierda en el fondo podemos ver un pequeño coliseo, también decorativo

Relación de hoteles (con sus casinos) en Las Vegas.
El nuestro, Imperial Palace, lo podéis ver a la derecha y en el centro

Durante el paseo por la Strip, que es la calle principal de Las Vegas, visitamos la gran mayoría de los casinos. Todos los casinos son muy famosos excepto el Imperial Palace, que es más bien un antro (un antro con un casino más grande que el de Barcelona y con shows cada 5 minutos, con discoteca abierta casi 24 horas, con fiestas en la piscina…).

Empezamos por visitar el Caesars Palace, porque lo teníamos delante de nuestro hotel. Caesars Palace fue el lugar de nacimiento de los Pussycat Dolls, un grupo de strip dance de chicas de Los Angeles. En este hotel todo está ambientado en la Antigua Roma y Grecia: las moquetas, las pinturas de las paredes, los ascensores, los nombres de los pisos, las fichas de los casinos, la arquitectura del hotel, las escaleras, las estatuas decorativas dentro del hotel… Es el hotel donde se hospeda Homer Simpson cuando va a Las Vegas, y el mismo que sale en la película Ocean’s Eleven.

Pondré muchas fotos del Caesars Palace para que, si no conocéis como es un casino-hotel de Las Vegas, os hagáis una idea de como es uno. El ultralujo de los hoteles es muy similar entre ellos.

Caesars Palace. Es solo una parte, es difícil abarcarlo todo en una foto

Lugar de Nacimiento de Pussycat Dolls

Caesars Palace pool

Estatua de Miguelangelo en pasillo de Caesars Palace

Caesars Palace Casino

Los hoteles reconocidos internacionalmente como Harrah’s, Casino Royale, Flamingo, Bally’s, Planet Hollywood, Paris… no los comentaremos porque necesitaríamos demasiado espacio.

Después de comer sushi en el Caesars Palace pasamos por The Mirage, hotel que aparece en GTA San Andreas con el nombre ficticio The Visage. The Mirage pretende ser algo así como un oasis paradisíaco en medio del desierto. Por cierto: el hombre encargado de construir The Mirage también posee el Golden Nugget, Treasure Island, Bellagio y el Wynn. Se llama Steve Wynn y actualmente (2008) tiene 66 años y es el 277avo hombre más rico del mundo, con $3.9 billones de dólares. En 1993 su hija fue raptada y, después de que pagara el rescate de 1.45 millones de dólares, pillaron a los secuestradores cuando intentaban comprar un Ferrari en Newport Beach (Orange County, Los Angeles).

Steve Wynn

Hotel Wynn. En el top-izquierda podemos ver la firma de Steve Wynn

Después pasamos por el Bellagio y sus fuentes. Este hotel aparece en las películas Ocean’s Eleven y Ocean’s Thirteen. Por las tardes y noches en el hotel Bellagio hay un show en las fuentes, con música de fondo, cada 30 minutos.

Hotel Bellagio, Las Vegas

Carlos, Nuria, Agus, Angel y Pol con Paris en el fondo, desde el Bellagio.

Por allí también estaban el Rey, el Pez y Alberto, pero debían estar haciendo un trío en aquél momento.

Después fuimos a New York-New York Hotel & Casino, que en su interior alberga una pequeña imitación de New York, tal y como su acertadamente elegido nombre pretende indicar. Dentro del hotel hay calles, con sus respectivas tiendas y pisos, así:

Carlos & Pol in New York. Era de día

En el hotel New York-New York, los guys nos subimos a la montaña rusa (14$) que rodea el hotel por las afueras. Es una montaña rusa más bien sencilla, pero permite ver toda Las Vegas desde una posición elevada, y mola bastante. Además, la atracción rodea el hotel de New York y dura más de lo que parece. Con el calor asfixiante que hacía, algún que otro looping y una velocidad superior a los 100 km/h provocó que alguno con nombre empezando por A acabara sintiendo el bocadillo de atún recientemente ingerido, peró no sucedió nada desagradable.

New York – New York

Agus y el Rey, justo antes de subir en el rollercoaster de NY-NY

Por la tarde, el plan fue más o menos el mismo, seguimos visitando los casinos y hoteles, pero esta vez los del otro lado de la calle, incluyendo el de París, que contiene una imitación de la torre Eiffel bastante grande. Subirse cuesta 10 o 12 dólares según el horario. Sobra decir que no subimos, pues de Cataluña venimos.

Después del New York, el octeto mágico se dividió en 2 grupos de menor tamaño cuyos componentes se diferenciaban básicamente por su propósito e intenciones viciosas. En el primer grupo había los fervientes jugadores, amantes del riesgo y la emoción que supone poner el dinero en manos de una maravillosa esfera metálica que gira y gira plácidamente, la cuál emana coloridas vibraciones de riesgo e ilusión de riqueza fortuita. Gente con estilo, con clase, que paladea cada dólar conseguido sin esfuerzo alguno. Estos eran Alberto, Pol y Carlos.

Este grupo fue a Excalibur y más tarde al hotel Luxor, donde jugaron a la Fortune Wheel (ruleta de la fortuna) y la ruleta normal (sabíamos que saldría rojo, lo sabíamos, aunque no nos arriesgamos los 400 dólares que nos recomendó jugar el oriental croupier basándose en que Pol “debía hacer honor a su segundo apellido”, que es Valiente). Empezaron con 3 dólares, llegaron a 10 con la Fortune Wheel, y doblaron las ganancias con la ruleta normal. Salieron del hotel Luxor, pues, con 17 dólares de más. La sensación de entrar en una pirámide, ver gente loca y chicas en bikini, y salir con 17 dólares de más rodeados de esfinges y palmeras es ciertamente agradable.

Hotel Excalibur

Los jugadores ganadores del Luxor

Pol, coronado emperador de Egipto después de romper la banca del Luxor

El otro grupo contenía más bien la gente de carácter moderado, con pocas aspiraciones en la vida, y que no gustan de una substancia llamada adrenalina. La composición de los grupos era cual ensaladilla rusa, una combinación suave e ideal para los días de verano. Este grupo estaba formado por el Rey, el Pez, Nuria, Angel y Agus. Este grupo fue a la tienda de Adidas y a la M&M’s store, cuáles no ganadores de casino:

M&M’s

Por cierto, en Vegas por todos sitios vimos fotos y slogans que incitan a la depravación y al vicio. Para no publicar nada demasiado impactante, publicaré este de Monte Carlo:

Where it all begins. Or possibly, ends up.

Una vez en el hotel nos encontramos con Miriam, Doria, Arianne y Caroline. Ellas nos verbalizaron de forma explícita su idea de encontrarse con nosotros por la noche en un club llamado JET, en el interior de The Mirage. Ellas, por el simple hecho de ser chicas, habían conseguido entrada gratis en la zona VIP, y bebidas gratis hasta las 12 de la noche. A diferencia de la Península, en US la fiesta acaba a las 2am, en lugar de empezar. Motivados por tal tradición cultural, nos mudamos bien y rápido y fuimos a cenar a las 9pm, al restaurante California Pizza del Mirage. La cena fue a toda prisa porque las 4 chicas nos esperaban a las 10pm en la entrada del club, pero era imposible cenar 8 personas en menos de 30 minutos. Al final nos encontramos a las 10:20pm en la entrada de JET.

Nuria & Pol, yendo a cenar a The Mirage

En US, la edad de entrada a cualquier sitio es 21 años, y son estrictos al comprobarlo. De los 8 miembros del octeto mágico, tan sólo dos superaban los mágicos 21 años: P y A, los 2 Big Bosses. El momento de la separación tenía que llegar, todos eran conscientes de ello. Los Big Bosses se separaron del resto, y nos pusimos en la cola de guys. El resto fueron a dar un paseo por la Strip, a excepción de Nuria, que se fue a mirar Pulp Fiction porque se encontraba muy muy muy mal (dice ella).

Cola(s) de JET

The Big Bosses

El JET tiene tres colas, las de los guys, la de los invitados, y la de las chicas, que avanza a una velocidad π veces superior a la de los chicos porque allí lo que interesan son females. A diferencia de.. (¿el resto del mundo?) la proporción de chicas en los clubs de Las Vegas tiene que ser siempre superior al 50%, y se nota bastante en el interior. Por esto las chicas siempre entran antes que los chicos. Sorprendentemente Elena, el pez italiano con un ID real de 18 años, consiguió entrar en JET sin pagar, sumando un delito más a la lista de la expedición. Agus y Pol, consiguieron pases gratis preguntando en la recepción del hotel Mirage del cuál, por supuestísimo, eran clientes.

A partir de cuando entramos al Jet no se puede explicar todo, pues como dice el alcalde de la ciudad, “What happens in Vegas, Stays in Vegas!”. Pero algo explicaremos.

JET

Entramos al JET con clase: sin pagar, con camisa y gafas de sol y dando el pase al guarda con indiferencia. Después de abrirnos paso por la sala principal del gran club, los Big Bosses nos encontramos dentro a Arianne, Doria, Elena y la francesa rara. Miriam no había entrado aún porque tenía un fake ID y tenía miedo de que se o pillaran y tuviera problemas por ello, porque había hombres con linterna que ella creía que eran detectores de fake IDs. Cuando se enteró de que Elena había entrado con 18 añitos y que los hombres de negro (men in black) tan solo tenían linternas normales, entró, pero eso ya fue tarde y entonces nosotros ya estábamos ilocalizables.

Dentro del club también nos encontramos a Kenneth y Franc. Sam estaba en la cola, pero era tan larga que se cansó de esperar y se fue sólo a perder $400 dólares en casinos de los suburbios (recuerdo que la explicación de este día es verídica).

Franc & Kenneth in JET

Bengalas en el interior de JET

Tarima

JET tiene 3 salas: la del medio es la principal. En esa sala Agus y yo bebimos gratis gracias a que las chicas cogieron bebidas (era gratis para ellas) y nos las pasaron. Entre la entrada (30 dólares) y las bebidas (3*11 dólares), una noche que en teoría debería costar 60 dólares nos salió totalmente gratis.

En medio de la sala del medio hay una tarima donde sólo bailan chicas, y donde había un chino que las sobó enteras durante toda la noche (y, curiosamente, ellas se dejaban). Por cierto, conocimos al chino y nos hicimos fotos con él, y a él:

Chino en acción

El chino obligó a Pol a tocarle el culo a esta chica y a hacerse una foto mientras lo hacía

Agus, Pol & el Chino

El Abuelo de The Mirage & Agus

La mayoría de las chicas que iban más a saco eran asiáticas. En la sala del medio también había strippers qe bailaban con poca ropa, y todas las paredes estaban llenas de televisores con videoclips de las canciones que sonaban más fotos de gente que había en la sala.

La música del local mezclaba rock y electro (y humo con luces), así que se podían escuchar cosas como Red Hot Chili Peppers enlazado con música electrónica:

Además, el DJ también cantaba y algunas de las canciones que mezclaba tan sólo las dejaba sonar durante unos 20 segundos, de modo que el éxtasis fuera contínuo y permanente. Después, por si te habían quedado ganas de escuchar aquella canción, la mezclaba con la siguiente que ya había ido sonando, y así sucesivamente. No se trataba de mezclar una canción con otra: se trataba de poner los mejores fragmentos de cada canción, aún enlazándolos con trozos de otras canciones. Realmente no tiene nada que ver con la música que ponen en una discoteca cualquiera, digamos, Razzmatazz. Eso sí: pusieron muchas canciones famosas in the US; pero como nosotros ya nos las conocemos, pues ya somos medio californianos, nos las sabíamos bien.

Agus, Franc, Elena, Pol and Kenneth.
Lo sé, son 4 chicos para 1 chica… pero el total de la discoteca tenía un muy, muy buen porcentaje

Como bailar en JET

Lujúria. Por algo la llaman Sin City…

Este vídeo es mucho mejor que el anterior:

Y en esta sale una stripper… si es lo que buscábais

Llegadas las π horas las chicas se fueron, pero Kenneth, Franc y los 2 Big Bosses no se dieron por vencidos. Decideron salir un momento del JET para acompañar a dormir a Elena, que se quedó en la cama de Angel:

Quizás sería mejor no hacer cierto zoom…

PS: Pol opina que esta foto no debería ser publicada. Agus, Angel y Nuria también lo opinan. Pero aquí está.

Entonces los 2 Big Bosses pudieron volver a entrar a JET porque tenían esta marca:

Al entrar bailaron a lo loco un rato más con Kenneth y Franc, y entonces se hicieron las 4 o así, hora de cambiar de pecado para pasar de Lujuria a Avarícia. Así que fuimos de la disco del Mirage al casino de Flamingo, y allí se quedaron Franc jugando a Blackjack, Pol jugando a la ruleta y Kenneth y Agus fueron en busca de una hamburguesa que no encontraron. Por cierto, Elena bailaba mejor aún que las strippers, puesto que antes de venir a UCLA había hecho unas 2 semanas de baile en Malibu tipo Pussycat Dolls y su estilo y vitalidad habrían impresionado al mismísimo Bochan o JB.

Franc perdió π·π·π dólares, que aunque alguna vez logró recuperar no consiguió mantener. Pol empezó juando 20 dólares, parte de lo que había ganado hasta entonces en Las Vegas, pero al perderlos se jugó otros 60 dólares. Como Kenneth y Agus no querían jugar y Franc ya lo había perdido todo, los 3 se quedaron un rato viendo como Pol jugaba fuerte a la ruleta. De hecho, cuando Agus llegó a la mesa coincidió en un momento que Pol, animado por la chica que había acabado de conocer que se sentaba a su ladoy por un borracho americano, ponía un montón de X dólares de fichas (un palmo de altura más o menos, ya no contaban los dólares sino la altura de las fichas) al rojo, para posteriormente saltar de alegría al ganar.

Debemos tener en cuenta que todos habíamos bebido considerablemente y que nos habíamos ahorrado 60 dólares aquella noche, y que además habíamos ganado dinero durante la mañana y durante la noche anterior, así que Pol decidió jugar fuerte. Así que ya entradas las 5am empezó a jugar a números y a 20 o 30 dólares por tirada.

El juego duró mucho y Pol llegó a tener bastante dinero, pero como no se puede jugar con alcohol en la sangre lo acabó perdiendo todo por culpa de 3 zeros seguidos que tocaron en la ruleta (por los cuáles hasta el croupier se rió de la mala suerte que tuvo Pol).

Al final nos fuimos a dormir con un pequeñito mal sabor de boca por haber perdido dinero al casino, pero sabiéndonos estar en el top de a diversión mundial.

Casino donde Pol perdió 80 dólares esa noche
(más tarde ganaría dinero en este mismo lugar)

No Responses

Leave a Reply

Your email address will not be published.