12 monos: aprendizaje social adquirido

Quieres una web para tu Empresa? Contacta con Diseño Web Pol Smith!

Hace bastante tiempo escuché una interesante historieta que pretendía explicar de una manera sencilla en que consiste el aprendizaje social. Esta historia tiene diferentes variaciones y versiones, y he sido incapaz de encontrar su origen (el creador original) en Internet. La historia dice así:

Érase una vez un intrépido científico que realizaba experimentos con monos. Uno de estos experimentos consistía en encerrar 12 monos en una habitación cerrada con las siguientes características.

El experimento de los 12 monos

El experimento de los 12 monos

Del techo de la habitación, en el centro, cuelgan unos plátanos que están atados a una cuerda. La cuerda está conectada a un potente sistema de incendios que expulsa agua a una temperatura cercana a los 0 grados en cuanto alguien estira los plátanos. Evidentemente, los 12 monos no conocen este dato.

Una vez el experimento está preparado, se introducen 12 monos en la habitación. En muy poco tiempo, uno de los monos sube por las escaleras y coge los plátanos, e instantáneamente el sistema de duchas suelta una descarga de agua congelada que cubre toda la habitación. Los monos se vuelven locos temporalmente y no entienden nada. Se repite este procedimiento indefinidamente, hasta que los monos comprenden que cuando alguno de ellos coja los plátanos, una ducha de agua congelada caerá sobre ellos.

El aprendizaje ha finalizado. Tenemos 12 monos en una habitación de la que cuelgan unos plátanos y ninguno de ellos trata de cogerlos.

Ahora se procede a sacar a uno de los 12 monos originales de la habitación. En su lugar se introduce un nuevo mono. Evidentemente, al poco rato de estar en la habitación el nuevo mono se da cuenta de que en el centro hay unos plátanos. No entiende porqué ninguno de los otros monos sube por las escaleras para comérselos, pero su instinto le empuja a intentarlo. En cuanto empieza a subir por las escaleras, los 11 monos restantes se abalanzan sobre él, le propinan una soberana paliza y lo dejan inconsciente en el suelo. al despertar, el mono, aturdido, decide que es mejor no volver a intentarlo.

El aprendizaje del nuevo mono ha finalizado. Sabe que si alguien intenta coger los plátanos recibe una soberana paliza.

Sacamos de la habitación otro de los monos iniciales, y en su lugar introducimos a un nuevo mono. El proceso se repite, en cuanto el nuevo mono intenta coger los plátanos el resto del grupo, incluido el mono que no sabe que hay unas duchas de agua fría conectadas a esos plátanos, propinan una brutal paliza al recién llegado.

(Nota de Pol: Porque el mono que no sabe que hay duchas de agua fría pega al nuevo mono? Es por imitación de lo que los demás hacen?)

El aprendizaje del segundo nuevo mono ha finalizado. Tenemos dos monos que saben que quien intente coger los plátanos recibirá una paliza.

Este macabro proceso se repite 12 veces, y al sustituir al último mono original, se desconectan las duchas que hay conectadas a los plátanos. Sorprendentemente, ninguno de los 12 monos va a tratar de coger los plátanos, puesto que han aprendido que quien lo haga recibirá una paliza. De este modo, tenemos a un grupo de 12 monos encerrado en una habitación con plátanos y ninguno de ellos va a intentar comérselos.

Esta historieta se suele contar para explicar la necesidad de replantearse las cosas en distintos ámbitos de la vida. En el mundo empresarial, existen situaciones parecidas a la de esta historia. Hay procesos que se siguen haciendo tal y cómo se han aprendido, sin replantearse el porqué de su existencia o razón de ser. A estos comportamientos se les suele llamar “Cultura Corporativa“.

Nota: Esta historia ha sido redactada desde cero por mi, cualquier parecido con otra historia de las citadas es… es porqué son la misma historia contada por personas diferentes!

Entradas Relacionadas:

Comments
  1. Neko | Reply
  2. Zentinela | Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.