Experimentación en CAM

Quieres una web para tu Empresa? Contacta con Diseño Web Pol Smith!

Ayer vi una peli con un formato malo (CAM) y de mala calidad (Mentiras y gordas.. una película española de adolescentes sobre sexo, amor y drogas) . ¿Por qué? Nunca hago ninguna de las dos cosas, y quería experimentarlas; y ya puestos, por qué no combinar ambos defectos a la vez. La vi con otro estudiante de Comunicación Audiovisual como yo, y el resultado no fue el esperado: aunque en medio de risas, le dimos un sentido crítico profundo a lo que vimos, relacionándolo con la teoría cinematográfica que estamos estudiando. Sin querer, encontramos “una aguja de oro en un pajar de mierda”.

Porqué decidí ver una peli en CAM (el peor formato)

Durante los últimos 2-3 años, mucha gente me ha dicho con media sonrisa que no ve películas bajadas de Internet “porque son de mala calidad y a veces incluso se oye el ruido de las palomitas”. Prefieren verlas en el cine, con una gran pantalla, puesto que la experiencia es diferente; o al menos alquilarla en un videoclub, que seguro que tiene calidad.

Cuando oigo este tipo de comentarios, ya se que quién habla “no sabe de ordenadores“: desconocen que hay distintas calidades de formatos de vídeo, y que no sólamente existe el CAM (ese formato en el que se oyen las palomitas, grabada del mismo cine), sino también la copia de buena calidad, que difiere muy poco de la copia original, a veces imperceptible para el ojo humano. También me hace gracia la gente que dice que no no se las bajan porque no les gusta ver las películas en el ordenador… desconocedores de la existencia de los disco duro multimedia y los reproductores DVD o USB.

Pero… ¿por qué se ríen? Yo nunca he visto una película en CAM porque me las bajo de sitios de confianza (como Vuze o el foro de Vagos) y, en todo caso, si me topo con un Screener o CAM la borro inmediatamente. Quizás por esto no los entiendo, no se a qué se refieren. Hago una pequeña sonrisa y explico que yo las veo con buena calidad, pero noto que no “estoy en la onda”.

Además todo hay que probarlo. Así que ayer decidí ver una peli con mala calidad: en formato CAM.

Porqué decidí ver una peli de mala calidad (Mentiras y gordas)

Como buen estudiante de Comunicación Audiovisual, últimamente veo bastante cine bueno. Miro las consideradas mejores de la historia del cine, y películas históricamente relevantes de cine nórdico (Ordet de Dreyer), cine expresionista alemán (como Amanecer de Murnau), cine de la Nouvelle Vague francesa (À bout du souffle o Pierrot le fou de Godard, Los 400 Golpes de Truffaut), cine clásico de Hollywood (Casablanca, Singing in the Rain), cine de grandes directores (Ciudadano Kane de Welles, Alfred Hitchcock Presents, Four Rooms de Tarantino, Goodfellas de Scorsese), cine soviético (El acorazado Potemkin de Eisenstein, incluso algo de Vertov), etc.

Veo cine culto. Pero no conozco el cine bazofia. Así que, ¿por qué no matar dos pájaros de un tiro y ver una película mala, en mala calidad?

1. Primera Imagen

Color negro

Color negro

Uno de los fotogramas más importantes de una película, quizás el más importante, es el primero. En la primera escena se presentan todos los personajes y se denota el ambiente en el que se sumergirá toda la película.

En este caso, lo primero que vimos fueron unas imágenes negras, con movimientos de cámara excesivamente rápidos que no nos permitían poner atención a nada. No había sonido. Es decir: veíamos la pantalla en negro, y de vez en cuando algun punto de luz que cruzaba la pantalla de derecha a izquierda o al revés. Al cabo de un rato el sonido fue mejorando, aunque no llegó a ser mucho mejor. Parecía que el sonido fuera al compás de los movimientos de cámara, un efecto muy interesante si no tuviéramos en cuenta que lo que lo producía eran los mimos golpes que la cámara recibía.

2. Diacronía

Esa situación duró pocos segundos. Después la cámara enfocó (la típica invisibilidad de los efectos de cámara del cine convencional fue rota por completo) y después de varios zooms in & out vimos los créditos de la película. Tuvimos que suponer que estaba grabado cronológicamente y no diacrónicamente, es decir, que realmente los créditos habían aparecido al principio de la película. Aunque, después de esa presentación, tuvimos nuestras dudas.

Inicio de la película Mentiras y Gordas

Inicio de la película Mentiras y Gordas (en formato CAM, se ve un espectador)

3. Metacine

La persona que grababa había cometió el error (¿o la estrategia artística?) de sentarse en las primeras sillas del cine. Por eso, la cámara no podía encuadrar toda la pantalla. Por ello, el piratilla iba apuntado con su cámara lo que consideraba importante de la pantalla.

La cámara se movía según dónde ocurre la acción. Por ejempo; si salían unas tetas, las apuntaba. Mi amigo y yo no podíamos ver el resto de los fotogramas, sólo una porción de ellos seleccionada por un itermediario. Nos dimos cuenta que aquello era un claro ejemplo de metacine, puesto que se nos estaba mostrando el cine dentro del cine. Era una película de una película, con un segundo sentido que ya difería totalmente del primero.

Para rizar el rizo, entonces empezamos a ver a los espectadores de la película. Gente que pasaba por allí, y que a veces incluso provocaba que la cámara se moviera y enfocara otras partes del cine que no eran la pantalla. Veíamos a gente pasar, oíamos a gente toser, reir… “vimos ver cine”.


Mano colocando bien la cámara. ¿O esstará ocultando información?

Mano colocando bien la cámara. ¿O nos estará ocultando información?


4. Gatekeepers

Un gatekeeper es alguien que controla o dirige el flujo de información o conocimiento. Sin duda, el anónimo cámara que grabó aquél vídeo era entonces nuestro gatekeeper más obvio. Se evidenciaba la existencia de un sujeto que separaba al espectador del resultado final.

A veces la gente del cine se reía y nosotros no sabíamos por qué. ¿Nos había ocultado información cómica relevante, el cámara, dejando lo importante fuera de plano? ¿O se reían de algo que había sucedido en el mismo cine? Ambas pueden ser correctas. Los mediadores eran poseedores de información que nosotros no teníamos.

5. Distancia

Todo ello evitaba en nosotros la inmersión en la película, vivir la experiencia vicaria que promete toda película de ficción hollywoodiense. Nos sentíamos “fuera de la película”, no nos identificábamos con ella. En vez de pensar en la historia, pensábamos más en la cantidad de recursos curiosos que se sucedían por azar.

6. Azar

El neorrealismo situó al azar en el altar del cine

El neorrealismo situó al azar en el altar del cine

De vez en cuando la pantalla se vuelve toda negra: no es porque sea un efecto artístico de la película original, sino porque alguien del cine se ha levantado y ha obstruido la visión. El azar, componente importante del realismo y neorrealismo, juega un papel importante en la narración.

7. Primeros planos y Planos detalle

Debido a la distancia entre la silla del cámara y la pantalla del cine, todo lo veíamos con zoom, todo eran Planos Detalle. Si un personaje hablaba, sólo veíamos su cara (en caso de que el cámara hubiera apuntado a su cara y no a su pecho, algo que ocurría con frecuencia). Un resultado similar a la película La Pasión de Juana de Arco, de Dreyer, en la que todo son Primeros Planos.

Conversación entre 3 de los protagonistas

Conversación entre 3 de los protagonistas

8. Découpage

La cámara sólamente mostraba 2/3 de la pantalla de cine real. Normalmente no veíamos la parte superior, por lo que muchas veces las cabezas aparecían cortadas. Cuando éstas aparecían, las cabezas se solían cortar por la altura del ojo… a veces ni se veían los ojos. Parecía que fuera los pechos, tanto de hombres como de mujeres, los que hablaban. Incluso en un plano en el que aparecían dos chicas besándose, no les estábamos viendo el rostro… lo tuvimos que intuir por a historia y el sonido.

Esta fragmentación del cuerpo es la contraria a la que impresión a los africanos que nunca en su vida había visto la imagen de una cabeza sin el resto del cuerpo. A nosotros nos sorprendió ver el cuerpo de una persona que habla sin que se vea su rostro.

Beso romántico entre lesbianas. Al menos, eso suponimos

Beso romántico entre lesbianas. Al menos, eso suponimos

9. Expresionismo y Fauvismo

La calidad era tan mala que los colores eran muy vivos y se difuminaban, un recurso típicamente expresionista. Los contornes de las formas se enlazaban con los demás, de modo que parecían un cuadro fauvista.

También había un abundante uso del claroscuro: en las escenas de discotecas, la iluminación pasaba de ser extrema a ser totalmente negra (ya sea con relación al espacio del fotograma o al cambio en el tiempo).


Uso del claroscuro

Uso del claroscuro


10. Reflexividad

Ejemplo de Reflexividad en la película Man with a Movie Camera de Dziga Vertov, 1929

Ejemplo de Reflexividad en la película Man with a Movie Camera de Dziga Vertov, 1929

La reflexividad (o autoconciencia) es un recurso muy utilizado en el cine independiente que consiste en mostrar el propio proceso de producción de la película. Desde la propia grabación a la escrituta, post-producción… En este caso, podíamos ver en directo la propia grabación, incluso sin modificación de edición posterior alguna y con rienda suelta al azar (espectadores que pasan por delante, otros que ríen, cámara que se mueve por diversos motivos, cámara que enfoca a un sitio en concreto por pura intuición de que aquello es lo importante o por motivos espontáneos y desconocidos…). Además, la cámara no paraba de moverse por la inestabilidad de la mano de nuestro cámara o gatekeeper.


Comments
  1. Beldar | Reply
  2. Pol | Reply
  3. Kathie | Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.