Malibu Beach and Ohara’s

Quieres una web para tu Empresa? Contacta con Diseño Web Pol Smith!

Después del día de surf en Huntington, las energías no le sobraban a nadie. Nos levantamos todos extremadamente tarde, alrededor de las 12. Lo malo de levantarse tan tarde es que se pierde la oportunidad de ir a los sitios que están realmente lejos (2 horas o más). Así que una vez levantados, empezamos a discutir sobre lo que podríamos hacer. Todo el mundo en nuestra planta se ha levantado pronto y ha salido hacia una playa para hacer surf otra vez. En las habitaciones solamente hemos quedado Agus, Pol, Angel, Nuria, Nacho y Leonardo.

4 en Malibu

Pasada la típica media hora de discusión previa a cualquier plan que involucre a dos o más personas, hemos decidido ir a Malibu Beach. Malibú Beach está bastante lejos de UCLA, se tarda 1h 50min para llegar allí, y nosotros teníamos previsto salir a la 1.30pm. Después de consultar los horarios de los autbuses en la recepción, hemos salido, pero Leonardo no estaba listo, así que lo hemos dejado atrás, junto a Nuria, cual soldados caídos en combate en terreno hostil. Al final hemos cogido los dos autobuses de milagro (corriendo tras de ellos y suplicando al conductor el abrimiento de las puertas), y hemos llegado a Malibu Beach Agus, Pol, Angel y Nacho alrededor de las 2.45pm.

Justo donde nos hemos bajado, había un Bar de carretera llamado Malibu Inn. Estaba lleno de bandas de moteros, entre las cuales nos ha hecho especial gracia la de los Kamikazes. Como Californa es un estado pequeñito (410.000 km2), nos hemos encontrado en el mismo Bar al grupo de Kenneth, Giorgio, Franc y otros dos seres vivos cuyos nombres ahora no recuerdo, también estudiantes de ELC en UCLA. Kenneth (Lleida) y Franc (Olot) son estudiantes de ESADE en Barcelona.

Kamikazes

Hemos comido en el Malibu Inn nosotros cuatro, y al pagar nos hemos ido sin dejar propina y por patas porqué no vamos especialmente sobrados de dinero ni de fuerzas para discutir con nadie. En EEUU se considera una gran falta de educación no dejar propina a los camareros, o algo parecido. Los camareros aquí son totalmente diferentes a los de Europa. Constantemente vienen a tu mesa a preguntar si necesitas algo más, te rellenan las bebidas (las bebidas son rellenables en casi todos los sitios en EEUU) y se interesan constantemente por tu comida.

Después de la gran escabullida, hemos ido al bar de al lado, a comprarnos unos batidos de postre, y luego hemos ido a la playa. Era una playa bastante rara, ya que no se permitían los bañistas, solamente se puede surfear en ella. En cuanto algún swimmer se mete en el agua, un Baywatch en Quad aparece y le dice que no se puede bañar, que es solo para surfear.


Evidentemente, nos hemos tumbado en la playa y nos hemos quedado fritos cual alimento en la sartén llena de aceite. Antes de esto, Angel, Nacho y Agus han ido a hacerse algunas fotos por la playa. En esta playa, por lo que hemos leído en los carteles, el nivel de bacterias es muy elevado, y bañarse en ella no se recomienda puesto que puede provocar problemas de salud. Muy curioso, teniendo en cuenta que está llena de surfistas y niños pequeños jugando en la orilla.

En la playa donde estábamos había un pequeño lago, formado probablemente por la subida de la marea por la noche. Mientras estábamos descansando, hemos visto una sesión de fotos a nuestro lado, y también algunos fotógrafos aficionados persiguiendo a los pelícanos del lago frente al que nos hemos tumbado.

Malibu, view from the Pier

After all That stuff, at 7pm, we’ve started to go to UCLA, because we can’t have dinner after 9pm, time at which the last restaurant closes. We have been waiting for the fucking bus almost 30 minutes, and then we have stopped in Sata Monica.

En Santa Monica teníamos que coger el Bus número 1, pero por pequeños errores sin culpable aparente, hemos perdido el último Bus que nos permitía llegar antes de las 9 a UCLA. Como ya no podíamos ir a comer gratis, hemos parado en Ralphs, pero OH! desgraciados nosotros!! habían cerrado el apartado de bocadillos a las 9.00pm. Por 5 minutos no nos han servido un bacadillo. Así que hemos cogido sushi y unas cookies, y nos lo hemos llevado a las habitaciones (media hora andando). Después de cenar, Agus y Pol hemos ido con el grupo de los mayores de 21, junto con Sam (Armenia), Kenneth, Franc (drunk), Girogio (Germany), Angela (Pakistan), Carlota y Paloma, y un chico de Madrid cuyo nombre ahora no parece constar en mis archivos.

Ohara's

A la gente aquí LE SOBRA EL DINERO!!! Y se piden cada uno más de una copa en estos bares. Evidentemente, Pol y Agus vamos a lo más rancio que se puede ir, y nos hemos pedido una sola copa cada uno (11$!!). En el momento de pagar, hemos intentado pagar sólo 3$ cada uno, pero Sam nos ha clichado después de un rato. Era evidente que faltaba dinero, y todos habían pagado y con propina. Todo el mundo ha dejado 1$ de propina por cada bebida consumida!!! Agus y Pol hemos dejado 0.25$ cada uno, que no es moc de gall d’indi tu.

Esta noche Agus y Pol han hecho una apuesta bastante fuerte. No se puede hablar ni en Catalán, ni en castellano, ni italiano ni francés fuera de nuestra habitación, ni siquiera con personas que sean de la península. Cada vez que alguien hable alguna de estas lenguas, debe pagar al otro 1$.

Al final de la noche, Pol le debe a Agus 4 bucks.

Comments
  1. isabel | Reply
  2. isabel | Reply
  3. AS | Reply
  4. gineta | Reply
  5. CRISH | Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.