Road Trip: Pinchazo!

Quieres una web para tu Empresa? Contacta con Diseño Web Pol Smith!

Hemos tenido serios problemas y por esto no pude actualizar ayer ni anteayer… pero aún estamos vivos, supongo. Voy a explicar los tres días que me he saltado, ahí v el primero:

Ayer nos despertamos en San Luis Obispo, bebimos zumo de naranja acompañado con madalenas en la recepción del motel y cogimos la furgoneta rumbo a Carmel.

Seguimos la ruta 101, nos encontramos un condor muerto en medio de la carretera, y después de haber conducido varias millas con vistas al océano a la izquierda y montañas a la derecha (rodeadas de águilas) nos paramos por en medio para descansar… y vaya sorpresa cuando vemos que, donde nos hemos parado, está lleno de enormes morsas y ardillas que no tenían miedo a las personas!!!

Acabados de levantar, en el motel de San Luis Obispo. No sabíamos lo que nos esperaba

Vimos como unas 60 morsas (de unos 4 metros cada una), la mayoría tiradas en la arena y durmiendo o rascándose la barriga, cuál americano gordo habiéndose empachado de comida grasienta de McDonalds. Así están todo el día, así viven las morsas. También vimos como algunas se arrastraban por la arena siguiendo el movimiento de los gusanos, lentamente, y algunas bañándose.

A las ardillas, les dimos prácticamente un paquete entero de galletas. Estas ardillas eran como ratas pequeñitas pero bonitas y no les importaba subirse a nuestras rodillas o manos para comer un trocito de galleta con sus minúsculos dedos. La verdad es que nos estuvimos mucho tiempo con las ardillas, porque eran muy bonitas xD.

Después de la visita a las ardillas y las morsas, continuamos nuestro camino hacia Carmel. En vez de coger la carretera normal cogimos una que bordeaba la costa, puesto que la otra estaba incendiada. Esa carretera estaba señalizada como “Slide Area”, que quiere decir que se te pueden caer piedras encima, y era un trozo de carretera enrte montañas altas y carreteras no tan buenas y con muchas curvas.

Estabamos conduciendo (yo conducía) tranquilamente a unos 20 mph cuando de repente oímos PFFF!! pinchazo. Un pinchazo en medio de la nada (y además no había nadie) con un coche de alquiler… Podría haber sido peor, pero no mucho más.

Tim-Tim (el chico alemán llamado Tim, le llamamos así porque él es el encargado del GPS, que es un Tom-Tom) decidió cambiar la rueda, y mientras la intentábamos cambiar una Highway Patrol (Policía de carretera) llegó hasta nosotros, y un amable policía nos ayudó a cambiarla… Pero nos dió una muy mala noticia: la carretera estaba cortada más adelante debido a los incendios, y debíamos volver 60 millas atrás para coger otra ruta. La rueda de repuesto (temporary tyre) está pensada para recorrer unas 50 millas, así que muy lejos no podíamos llegar, y mucho menos a San Francisco. ¿Podíamos tener más mala suerte? Así que volvimos atrás hasta Cambria.

The French Girls, thinkin’ about what to do next (Cambria, CA)
En aquél momento nos dio pena por ellas, porque habían cancelado su excursión a SF (¡ya pagada!) para para venir con nosotros en la furgoneta… pero bueno, hace un rato me han dicho que se lo han pasado muy bien y que les gustaría venir a Las Vegas con nosotros, yeah take it easy man!

Una vez llegados a Cambria, el viaje parecía que iba a fracasar. Comimos allí y estuvimos un rato decidiendo que hacer. No podíamos llegar ni a San Francisco ni a Los Angeles con la rueda de recambio, así que intentamos conseguir la dirección de algun taller donde nos la pudieran cambiar. Para llegar al colmo de la mala suerte, como era 4 de Julio (Independence Day, fiesta naciona en US) todas las tiendas de ruedas estaban cerradas por fiesta, y la única abierta no tenía nuestro estilo o tamaño de rueda. Finalmente, y después de hacer infinitas llamadas al Car Renting, tyre companies (Triple A, Autozone…) y de que nos dejaran por obvio que la mala suerte nos englobaba por completo, decidimos lo correcto: “¡esto es una Road Trip, y si vamos a San Francisco, llegamos a San Francisco como sea!.

Agus was callin some random tyre company in here

Así que cogimos el coche con la rueda que ya no daba por más e hicimos 5 horas de conducción más o menos suave hasta San Francisco, con Agus al volante. Llegamos a las 9:30pm y exhaustos, pero la entrada a San Francisco fue muy bonita, de noche y las luces de todos los rascacielos y algún que otro fuego artificial.

Llegando a San Francisco sin una rueba… it above us the tyres!


Decidimos entonces aparcar e ir a ver los fuegos artificiales, pero llegamos un poco tarde y no vimos gran cosa. Luego fuimos a cenar al Hard Rock Cafe de San Francisco, situado en el Pier 39 (muelle 39), que es un lugar turístico de SF.

A Limo on the way to see the fireworks…

Tim-Tim was above the Hard Rock

Tim… I think I don’t know how to speak spanish (said by Pol)

Después de cenar (gastándonos miles de dólares) en el Hard Rock y dar un paseo por los muelles de la Embarcadero fuimos en busca de un motel. Durante 2 horas estuvimos dando vueltas por San Francisco sin ningún éxito. Algunos moteles estaban llenos, otros no tenían espacio para 7, y en el único que sí había habitaciones libres, el dueño se enfadó con Agus y Tim-Tim porque querían ver las habitaciones antes de reservar, así que acabamos durmiendo todos en el coche al lado de la playa.

Dormir en el coche (aparcado cerca de la playa, en la carretera) fue un bastante incómodo. Nuria y Laure (una de las francesas) durmieron en la parte de los pies de la segunda y tercera fila de asientos del coche, mi hermano en la tercera fila, yo (Pol) con una francesa en la segunda fila y Agus y Tim-Tim en los asientos delanteros. Yeah, that’s the style

Nuria sleeping in the foot place of the car. LOOOOLLLLLLLL

Bueno, ahora voy a explicar el siguiente día de la Road Trip, que vendría a comenzar desde cuando nos levantamos realmente cansados por no haber conseguido dormir más de una hora seguida en el coche y estar medio zombies.

Leave a Reply

Your email address will not be published.