Vegas 1

Quieres una web para tu Empresa? Contacta con Diseño Web Pol Smith!

Lamentamos el retraso de posts de estos días. Desde que fuimos a Las Vegas el Kaos ha sido absoluto y la web no ha podido ser actualizada.

A partir de hoy intentaremos recuperar el ritmo y explicar todo lo que hemos hecho durante los 4 días en Las Vegas y 5 días en Los Angeles, y luego seguiremos explicando que tal nos va en San Diego, donde estamos ahora. ¡Un saludo a tod@s!

We were somewhere around Barstow on the edge of the desert when the drugs began to take hold. I remember saying something like “I feel a bit lightheaded; maybe you should drive….” And suddenly there was a terrible roar all around us and the sky was full of what looked like huge bats, all swooping and screeching and diving around the car, which was going about a hundred miles an hour with the top down to Las Vegas. And a voice was screaming “Holy Jesus! What are these goddamn animals?”

Then it was quiet again. My attorney had taken his shirt off and was pouring beer on his chest, to facilitate the tanning process. “What the hell are you yelling about?” he muttered, staring up at the sun with his eyes closed and covered with wraparound Spanish sunglasses. “Never mind,” I said. “It’s your turn to drive.” I hit the brakes and aimed the Great Red Shark toward the shoulder of the highway. No point mentioning those bats, I thought. The poor bastard will see them soon enough.

Get in! Es Jueves. La ciudad del vicio nos espera.

Tenemos la furgoneta que usamos para el viaje a San Francisco reservada, un Toyota Sienna blanco. Al final no hemos conseguido llenar la furgoneta de non-spanish-speaking people porqué todo el mundo quiere ir a Las Vegas, y la discriminación por lenguaje nativo no parece una buena idea, de momento. En total somos más de 15 los que vamos este fin de semana a Sin City.

El Señor Armenio Musculoso (Sam), ya expulsado y después de su última gran noche en las cálidas estancias de UCLA, ha decidido venir a Las Vegas con nosotros. SAM tiene la tarjeta Gold Player de muchos casinos, ya que es un gran jugador (perdedor). Con esta tarjeta tiene más privilegios, accesos a zonas en las que normalmente te hacen pagar, etc.

Nuestro coche, cuando paramos a refill the gas

En la furgoneta de los 4 fantásticos (NAPA) también vienen Nacho (Spain), Carlos (Spain), Elena (Italy) y Alberto (Italy). Kenneth y Franc van con un coche alquilado, junto a Sam y dos amigos suyos armenios. Doria (France), Miriam (Spain), Arianne (Spain), Caroline (France) irán el viernes por la mañana en avión, y se alojarán en nuestro hotel, el Imperial Palace, situado en uno de los lugares más turísticos de Las Vegas: El Strip. Caroline había sido denominada anteriormente como X, y es una persona no muy agradable al trato.

Salimos de UCLA alrededor de las 5. Todo vuelve a ser normal en UCLA. Ya no hay Elvis voladores, y los strikers parece que se han esfumado a jugar a los bolos, consiguiendo varios strikes en el intento. Pol es el gran maestro conductor, del cual depende todo el mundo para llegar a Las Vegas. El Viaje iba a ser largo, muuy largo.

We had two bags of grass, seventy-five pellets of mescaline, five sheets of high powered blotter acid, a salt shaker half full of cocaine, a whole galaxy of multi-colored uppers, downers, screamers, laughers… Also a quart of tequila, a quart of rum, a case of beer, a pint of raw ether and two dozen amyls.

Not that we needed all that for the trip, but once you get locked into a serious drug collection, the tendency is to push it as far as you can.

El viaje de ida fue demasiado largo, porqué diferentes entes querían parar a todas horas por distintos motivos de importancia más bien escasa, como ir a los servicios, comer comida, revolear las patas, etc. Uh que bueno! dale dale! En una de las paradas en una área de descanso, experimentamos por primera vez la (¿desagradable?) sensación de estar en medio de un desierto: un calor que deu ni do. El calor durante la noche también era muy fuerte. Estábamos lejos de Vegas, en dirección a Barstow, pero ya nos íbamos haciendo una idea de lo que iba a ser: un desierto.

Cartel señalando las direcciones de Barstow (somewhere where the drugs began to take hold) y Pasadena

La última parada antes de llegar al hotel fue en una ciudad cercana a Las Vegas, cuyo nombre era algo así como… maybe later. El calor era extremo y Nuria se encontraba realmente mal, fue la única que no salió del coche (si Nuria hubiera salido y rotado sobre un eje, se habría convertido sin duda alguna en un pollo asado; pero seco, muy seco). Todos los demás fuimos a comer a diferentes sitios. Agus comprobó que los postres a base de pistachos no son la mejor elección para el desierto, y Alberto paladeó unas fresas al limón que, después de los 5$ pagados por ellas, eran evidentemente las mejores que jamás había probado nunca. Pol y Carlos empezaron a apostar ya antes de llegar a Las Vegas: probando suerte con unos rasca-y-gana muy curiosos (llamados Golden Goose), y como es evidente, ganaron unos cuantos dólares, porqué los jugadores inteligentes que compran lotería sabiamente siempre ganan.

Nuria feeling bad, in the middle of the desert

Tras esta parada, el copiloto Agus díjole al piloto algo así como: “maybe I should drive“, pero Pol le contestó: “I don’t feel lightheaded, maybe I should drive”, y Pol continuó conduciendo. Salimos de LA a las 4pm y llegamos a Vegas a las 12pm. Sam y su grupo llegaron a la misma hora saliendo 3 horas más tarde, demostrando sus habilidades de conducción temeraria, que van a la par que sus habilidades para cometer delitos impunemente.

Publicidad pornográfica en las calles de Las Vegas

Al llegar a Vegas fuimos directamente a nuestro hotel, el Imperial Palace. Es el hotel del medio de la Main Strip (la calle más importante de Las Vegas) más barato de Las Vegas. Delante del hotel se podía ver The Mirage y Caesar’s Palace, y justo a la izquierda teníamos el Flamingo. Al entrar al Imperial Palace en coche nos quedamos alucinados del parking; una vez ya entrados en el parking del hotel, había como calles y bancos y limusinas dentro del edificio.

Nuestro hotel, el Imperial Palace

Our room. Angel slept with Elena, Pol with Agus.
At the down-left corner you can see The Mac, the laptop we use to do Kaos Klub

Una vez aparcados fuimos a hacer el check-in, que significa pagar las habitaciones y que nos den las llaves. La recepción era un enorme casino con shows musicales en el centro cada 5 minutos, y las bebidas que llevaban la gente tenían la forma de guitarra gigante, como la del Elvis aparecido anteriormente en UCLA, de modo que parecía que tuvieran una guitarra colgada pero en realidad estaban simplemente bebiendo un poco de Coke.

Agus paying the hotel

Pol @ the reception of Imperial Palace

Carlos, Nacho & Agus @ the elevator

Tuvimos que pagar un pequeño depósito para obtener las llaves de las habitaciones. Como estábamos muy cansados del viaje, llevábamos bolsas de plástico para llevar algunas cosas y además íbamos vestidos cuál Johnny Depp en Fear and Loathing in Las Vegas, nuestra pinta era de homeless total (vagabundo).

Rincón de ascensor, Imperial Palace

Ya en las habitaciones, los dos big Boss de los 4 fantásticos fuimos a explorar el nuevo territorio, en busca de diversión basada en el consumo desmesurado de bebidas alcohólicas, juego, sexo, vicio… Los demás del grupo se quedaron durmiendo en sus respectivas habitaciones. Las Vegas es una ciudad que destaca por su multiculturalidad. Se pueden encontrar personas de todas las partes del mundo, todas ellas con un mismo objetivo, arruinarse o morir en el intento. Y todos ricos (excepto los homeless), con abundancia de coches tipo Lamborghinis, Hummer limusinas, Ferraris, Corvette y demás del estilo..

Después de comprar agua para suficiente para no morir en el desierto (una garrafa de π litros) y algunas cookies (pues de comer también vive el hombre) regresamos a las habitaciones a las 5am, con una sensación que oscila entre el desfallecimiento y el desmayo. Mañana será viernes, el día grande en Las Vegas.

Paris, Las Vegas. 04:00 a.m. more or less

Hotel Bellagio at night

Comments
  1. Beldar | Reply
  2. El Rey Del Porno Gay | Reply
  3. Angel | Reply
  4. Pol | Reply
  5. El Rey Del Porno Gay | Reply
  6. Pol | Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.