El falso bienestar de la reclusión

Quieres una web para tu Empresa? Contacta con Diseño Web Pol Smith!

Como buen webmaster, paso muchas horas sentado delante del ordenador. La mayoría de estas horas las paso en mi habitación, un cuarto de unos 15 metros cuadrados con 2 pequeñas ventanas que siempre mantengo cerradas porque no me gusta la vista que tengo (da a un patio interior). Sentado en mi gran butaca a veces creo que así estoy demasiado bien, y que sin querer estoy más tiempo del que debería. Porque solo se está cómodo.

Kasparov vs Deep Blue

Kasparov vs Deep Blue

Hay momentos en que necesitamos estar solos. Que nadie nos hable, ni nos vea, ni nada: que nadie nos moleste. Creo que estar recluido, encerrado, genera una sensación de seguridad y tranquilidad. Estar en tu habitación es estar “en tu territorio”, donde lo tú controlas todo. Por este motivo los niños, cuando se echan a llorar, lo hacen encerrados en su habitación. Se trata de un lugar donde esconderse y aislarse del mundo. Un lugar donde los demás no te juzgarán, porque los demás no estan. Cuando uno está solo en su habitación, puede considerar que “solo existe su habitación”: no importa el más allá.

Por esto se suelen poner mensajes en las puertas de habitaciones como “Stop” (creo que en la habitación de Bart Simpson hay una de estas señales) o “Lugar Privado” o “No Entrar”. Un pestillo nos permite aislarnos mejor, y la habitación ideal sería una cámara insonorizada en la que solamente nosotros (y, quizás, nuestra pareja) pudiéramos entrar.

Beneficios de la soledad

A veces la soledad es concebida como un modo de crecimiento interior. La lectura y el trabajo bien hecho, normalmente se hacen en soledad. Hay 2 frases de Napoleón que expresan esta idea:

Si quieres que algo se haga, encárgaselo a una persona; si quieres que algo no se haga, encárgaselo a un comité

Si quieres algo bien hecho, hazlo tú mismo.

Napoleón Bonaparte (ambas citas)


El Falso Bienestar

Consecuencias: Ese bienestar que produce la soledad no es verdadero. En realidad, estar sólo no es propio del ser humano, un animal social que se comunica y se relaciona con los demás por naturaleza. Aislarse es limitar esa parte esencial de la persona. Estar demasiado tiempo aislado puede trastornar y dificultar enormemente la sociabilidad. Y, sobretodo, puede hacer desperdiciar mucho tiempo que se aprovecharía estando fuera, pues estar encerrado es, en cierto modo, “vivir menos” (y, por el contrario, “viajar es vivir”).

Causas: normalmente “encerrarse” es producto de razones psicológicas como:

  1. la mala (o inexistente) convivencia en el exterior. Por ejemplo, los 1,2 millones de Hikikomori se aislan porque no logran lo que se espera de ellos.
  2. la excesiva dependencia en algo (por ejemplo, de la lectura o del ordenador)
  3. agorafobia.
  4. fobia a la gente: ya sea innata o creada. Por ejemplo, hay estrellas de cine que se aislan para evitar el acoso de los medios
  5. esconderse de la sociedad por algún crimen
  6. la supervivencia. Gente como James Benning se aisla para “vivir con la naturaleza”.


Foto tomada de flickr – jcerletti

Comments
  1. CRISH | Reply
  2. Pol | Reply
  3. CRISH | Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.